• Este proyecto nace de la colaboración entre La Gran Familia Mediterránea y la empresa de publicidad exterior Clear Channel.
  • Diversos mupis interactivos distribuidos en pleno centro de la capital invitan a los ciudadanos a “jugar con la comida” a través de una divertida dinámica de memoria.
  • La iniciativa llega ahora a Madrid tras pasar por las ciudades de Málaga y Sevilla.

 

Desde el pasado 16 de marzo, todos los madrileños pueden sumergirse en el universo de The Gaming Family, una de las últimas y más innovadoras propuestas gastronómicas de La Gran Familia Mediterránea, el servicio de delivery del chef Dani García.

La iniciativa es fruto de una co-creación entre La Gran Familia Mediterránea con la empresa de publicidad exterior Clear Channel, experta en la creación de nuevas experiencias de compra, que esta vez ha tomado forma a través de diversas pantallas digitales distribuidas en distintos puntos de Madrid. La céntrica plaza de Callao, la calle Fuencarral o la plaza de los Cubos, junto a la calle Princesa, han sido los puntos escogidos para esta revolucionaria campaña, que tendrá lugar hasta el 22 de marzo.

El proyecto, que ya ha pasado por las ciudades de Sevilla y Málaga, consiste en la instalación de una serie de soportes interactivos que forman parte del innovador circuito de mobiliario urbano digital “Play Live!”, de Clear Channel. Apoyados por 20 pantallas digitales y con una pantalla táctil que permite la interacción con el usuario, los madrileños se encuentran con un reto a pie de calle: poner a prueba su memoria al tiempo que “juegan con la comida”. Como resultado, aquellos que logren completar el juego obtienen un descuento para realizar un pedido a través de La Gran Familia Mediterránea.

Así, el servicio de delivery del chef Dani Garcia ha querido que los madrileños se sumerjan un poco más en The Gaming Family, una experiencia gastronómica única junto a los streamers Rubius, Vegetta y Willyrex, que rompe con lo establecido hasta ahora en la comida a domicilio. Se trata de un proyecto revolucionario que ofrece productos exclusivos y deliciosos inspirados en sus vidas, personalidades e incluso en su relación con el gaming. De este modo, La Gran Familia Mediterránea adopta un aire más urbano, digital y juvenil, creando un mundo de fantasía a través de platos como burgers cuadradas, patatas fritas con salsa morada o helados de unicornio… dando vida, así, a la comida de nueva generación.

Desde su lanzamiento, hace ahora un año, La Gran Familia Mediterránea de Dani García se ha posicionado como un innovador concepto de comida a domicilio que aúna distintos gustos para toda la “familia”. Con diez tipos de cocina diferentes entre los que elegir, que van desde la asiática hasta la italiana, pasando por la española, las tapas, y por supuesto, otras alternativas saludables, este servicio invita a todos los miembros de la casa a disfrutar juntos y sin discusiones de la buena comida.