Clear Channel recrea una galería de arte digital gracias al uso de los datos de navegación de los usuarios

  • “The Emotional Art Gallery” una innovadora campaña de Clear Channel Suecia que convierte las estaciones de transporte público en la exposición de arte digital más grande del mundo.
  • Por medio del uso de un algoritmo de datos públicos en tiempo real, se capta el estado emocional de los viajeros, lo que hace cambiar las creatividades de la campaña.

Más de 250 soportes digitales de las estaciones de trasporte público de Estocolmo reemplazarán su contenido publicitario por arte digital.
Según estudios recientes, la población de Estocolmo es la más estresada de Suecia. Este hecho, ha llevado a Clear Channel a lanzar esta innovadora campaña que pretende ayudar a combatir la ansiedad de los viajeros, mostrando obras de arte creadas específicamente para remediar sentimientos negativos como el cansancio, el miedo o el estrés.
Durante el periodo de la exposición, los ciudadanos de Estocolmo podrán disfrutar de la recreación de distintas obras de arte en función de su estado emocional.

Seis artistas internacionales han sido seleccionados para expresar, a través de sus creaciones, un sentimiento positivo (alegría, paz, energía, calma, amor y seguridad). Cada uno de ellos, es la contrapartida a un sentimiento negativo, que será recogido, entre los viajeros, por un nuevo algoritmo que utiliza datos públicos para analizar el estado de ánimo actual de cada uno de los viajeros y seleccionar qué obras de arte mostrar en cada momento.
El algoritmo utilizado analiza datos dinámicos y públicos dentro de las búsquedas de Google, redes sociales, artículos de noticias…para interpretar como se sienten las personas.
La iniciativa es un claro ejemplo de cómo las smart cities pueden aprovechar la tecnología de los soportes de publicidad exterior digital de Clear Channel para dar servicio al ciudadano.
En el Reino Unido y los Países Bajos, por ejemplo, las pantallas digitales emiten alertas de niños desaparecidos, mientras que, en ciudades europeas, como en España, brindan información útil, como actualizaciones de tráfico o del clima, Wi-Fi o los niveles de contaminación.